viernes, 18 de mayo de 2007

EXPOSICIÓN EN EL MACLA

La muestra del arquitecto y profesor de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de La Plata concluirá este domingo después de un mes de exhibición
El arquitecto y artista plástico Vicente Krause, esta presentando 15 de sus obras, en las salas 4 y 5 del Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (MACLA) ubicado en el Pasaje Dardo Rocha de nuestra ciudad. Sus pinturas en tinta china y veladuras de óleo dejan entrever su mirada arquitectónica. Para este artista “pintar es trasladar al mundo real pensamientos e ideas, es comunicarse con el ser y dar fe de la existencia”.

El director general de MACLA, Cesar López Osornio, para el catálogo de la muestra escribió: “Krause, arquitecto, pintor, dibujante, tallador, y, por sobre todas sus capacidades creativas: artista y maestro en la docencia de generaciones y generaciones”.

Vicente Krause es desde 1964 titular por concurso de Cátedras de Plástica, Expresión, Comunicación Visual y Diseño en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata, y desde 1984 de la Facultad de Arquitectura de la ciudad de Mar del Plata.
MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO LATINOAMERICANO

Entre los años 1992 y 1994, el profesor y artista plástico César López Osornio, desarrolló en España la muestra "Confluencias", que reunía a artistas latinoamericanos residentes en Europa, en exilios voluntarios o forzosos.

Frente a la idea de organizar un espacio dedicado al arte contemporáneo en La Plata, todos los artistas de esa exposición aceptaron donar sus obras para la concreción de este museo.
La donación del Fondo de Arte para el MACLA, la cual fue requerida a los artistas de trayectoria más extensa, quienes se transformaron en cofundadores del mismo. Este patrimonio cultural se encuentra en funcionamiento hace 7 años, desde el 10 de septiembre de 1999 y esta compuesto por unas 500 obras de distintos artistas de latinoamericanos.


"Antes te contaban las noticias. Ahora las vas a escribir vos..."

jueves, 17 de mayo de 2007

ASPIAZU NO ESTA “NOMINADO”

El presidente de la UNLP consiguió un nuevo mandato con 132 votos a favor, tras el recuento formal que se realizó en la Escuela Anexa un día después de la polémica mudanza de la asamblea universitaria

El presidente de la Universidad Nacional de la Plata, Gustavo Aspiazu, renovó hoy su mandato hasta 2010 tras el recuento formal de votos que dio como resultado final 132 votos a favor, 1 en contra y 3 en blanco.

El recuento se realizó hoy en la escuela Anexa tras la polémica decisión de trasladar la asamblea universitaria a casi 300 kilómetros de la Ciudad.

La reunión se desarrolló en la escuela Agraria Inchausti de la zona rural de 25 de Mayo, a escondidas de los militantes de las agrupaciones estudiantiles de ultraizquierda que ayer nuevamente intentaron, aunque sin éxito, impedir la votación.

Hoy se dará a conocer el resultado de la elección del presidente de la UNLP

El órgano máximo de la casa de altos estudios platense pudo sesionar ayer en una dependencia de la entidad educativa, ubicada en el medio del campo cerca de la ciudad bonaerense de 25 de Mayo. En la primera parte del encuentro se realizó la votación para reelegir a Gustavo Azpiazu, y ante la inminente llegada de agrupaciones estudiantiles, se decidió que los representantes de cada claustro que faltaban sufragar lo realicen mediante escribano público en el plazo de 24 horas.

La Asamblea de la Universidad Nacional de La Plata se reunió ayer en dependencias de la Escuela Agropecuaria "Inchausti", en la sesión convocada para elegir al presidente de la Casa de Estudios. Votaron 136 consejeros, representantes de las 16 facultades que forman parte de la Universidad. Los asambleístas aprobaron también la realización de una nueva asamblea para reformar el Estatuto de la UNLP que se realizará en octubre de este año.

De acuerdo con una moción de orden aprobada por la mayoría se dispuso realizar la votación en las instalaciones del predio donde se concretó la Asamblea y posteriormente permitir a quienes no accedieron al lugar realizar la elección -que es nominal- ante Escribano Público. Luego, con la intervención de una Junta Escrutadora integrada por asambleí¬stas que se designaron para esta ocasión, se realizará el recuento de los votos, que será convalidado también por el Escribano.

Según explicó el Secretario General de la UNLP, Fernando Tauber, esto se hizo con el objeto de permitir que a los asambleístas que por algún motivo no pudieron llegar hasta el predio, también puedan ejercer el derecho a elegir.

Durante la Asamblea emitieron el sufragio 136 asambleístas del total de 192 representantes de los claustros de Estudiantes, Docentes y Graduados que integran el máximo organismo de gobierno de la UNLP.

La única postulación para conducir la universidad en el perí¬odo 2007-2010 es la del arquitecto Gustavo Azpiazu, actual presidente de la UNLP. El estatuto establece que para el caso de una reelección se requiere el voto de dos tercios de los asambleístas.

"La Asamblea se desarrolló con normalidad. Hubo debate y hubo propuestas para la modificación del Estatuto Universitario. O sea que se cumplió con lo que los distintos Consejos Académicos de las facultades habían prometido", explicó el actual Presidente.

La Asamblea estableció que cualquier Asambleísta que quiera votar lo podrá hacer hasta mañana a las 18 en CUALQUIER ESCRIBANIA de La Plata. Para ello, tiene que llevar documentación personal y la citación del Consejo Superior que acredite su condición de asambleísta y luego de certificar ante el Escribano el voto e informar a su respectivo decano. Esa autoridad informara a la UNLP sobre el voto. El costo de la certificación estará a cargo de la UNLP.

La Asamblea Universitaria de la UNLP había intentado sesionar el pasado sábado 12 de mayo en el Colegio Nacional de la ciudad de La Plata, pero un grupo de estudiantes impidió por la fuerza el ingreso de los asambleístas. Con este antecedente y ante la firme advertencia de estos grupos minoritarios de que continuarían impidiendo el normal funcionamiento de la Asamblea, fue que las autoridades decidieron sesionar en la localidad de 25 de Mayo.

martes, 15 de mayo de 2007

Jornada Dia Mundial Internet 2007 - Paseo La Plaza

El próximo Jueves 17 de Mayo en la sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza (Av. Corrientes 1660 Ciudad Autónoma de Buenos Aires) se realizará una Jornada por el Día Mundial de Internet en el marco los eventos que programados para festejar en Argentina el Día Mundial de Internet.
El evento es de inscripción libre y gratuita con registración obligatoria


La agenda de actividades incluye:
Ciclo de conferencias con especialistas e invitados especiales
Seminario Intensivo Internet y las Empresas
Estudio y encuesta Día Mundial de Internet que tiene como objetivo conocer el estado de situación y la influencia de Internet en la vida y trabajo de los argentinos.
Sorteos con importantes premios
Promociones y ofertas para personas que realicen compras por Internet en las semanas del 14 de mayo al 25 de mayo en los sitios adheridos (más información
www.diainternet.org.ar )
Para participar en forma presencial (Cupos Limitados) inscribirse en:
http://www.diadeinternet.w-shop.com.ar/app/content/servicios.asp?serv=24&Cch=952007145614

Esta jornada será transmitida en vivo y directo por Internet para el interior y exterior de la Republica Argentina. A continuación les enviamos el programa y les solicitamos nos colaboren con su difusión.

Para participar en la modalidad virtual ingrese en: http://www.cace.org.ar/Section.aspx?Id=5268&Cod=493 y recibirá las instrucciones por mail. Sólo se requiere una PC con acceso a Internet e instalar un plung-in (las instrucciones las recibirán vía mail una vez realizada la inscripción).

Un mundo insoportable

(por Nora Veiras) Lunes 19-mar-2007 Era domingo a la tarde. Espléndido. Sol, una temperatura agradable, nada de viento. Un escenario ideado para disfrutar. En un sendero rodeado de inmensos árboles, esos añosos, que llevan generaciones viendo pasar la vida de los otros, tres criaturas se inquietan al vernos entrar. Sí, entrar porque el sendero conducía a un viejo club de tiro abandonado. El más grande, flaquito como todos, con las costillas al descubierto, se acerca: –No se asusten –dice e invita a evaluarlos–. No tenemos nada, nos perdimos y no sabemos cómo salir. –No hacemos nada –aparece otra voz más infantil todavía–. Nos estamos drogando, tranquilos. El tercero llevaba la infaltable lata de pegamento con la bolsita para poder encerrarse a aspirar en ese otro mundo. Les indicamos el camino, buscaron a un cuarto que estaba más desorientado aún, y se fueron con rumbo desconocido. Nosotros seguimos camino. Ibamos a ver las cabras, las vacas, la quinta de lechugas, cebollas, tomates y la plantación de maíz. Todo orgánico, todo natural, nada de tóxicos. En eso había mutado el inmenso terreno donde en algún tiempo se reunían para aprender a disparar con precisión. Del otro lado del camino, “la comunidad” seguía desplegando actividades. Desde las seis de la mañana un grupo de sesenta personas de distintas partes del mundo se organizan para autoabastecerse y abastecer a sus “clientes”. Elaboran cerámicas, panes, budines, trabajan en jardinería, reparten leche de vaca y de cabra. “Vivimos como la primera comunidad que siguió al hijo de Dios”, explica uno de ellos ante la incredulidad de alguien que intenta entender, pero choca en cada pregunta con sus propios prejuicios. Son de distintas edades, culturas, clases, todos diferentes pero todos movidos –creo– por un mismo objetivo: hacerse otro mundo posible. Para entrar a la comunidad dejan “todo”. Ni discos, ni ropa, ni películas. “Acá no hay nada de uno, todo es para todos”, repite una de las chicas que hace cinco años dejó atrás su otra vida. “¿Qué dejé?” –se pregunta y se responde: “la independencia, la libertad, pero tenía eso y no era feliz. Acá estoy bien, no hay egoísmo o, por lo menos, el egoísmo no es lo que rige todo como allá”. “Allá” es ese mundo en el que uno vive, sobrevive, a tientas tratando de “protegerse” ¿De qué? De todo, de los precios, del vecino, de la pobreza, de la soledad, y ahora ¡hasta del granizo! Un mundo en el que prima una ilógica de exterminio que ni el más diabólico demiurgo hubiera imaginado. Un mundo en el que los intentos colectivos son tachados, todavía, de sospechosos. En esa espléndida tarde de domingo me encontré con dos formas de evadirse de una realidad insoportable. Unos y otros cayeron o eligieron el afuera. ¿Y el resto?